Estar informado por Email - To be informed by Email

Mostrando entradas con la etiqueta Manejo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Manejo. Mostrar todas las entradas

22 de febrero de 2018

BIOLOGÍA Y ANATOMÍA DEL ÁCARO VARROA - BIO-ANATOMY OF THE VARROA JACOBSONI.

BIO-ANATOMIA DE LA VARROA JACOBSONI - BIO-ANATOMY OF THE VARROA JACOBSONI.
La hembra es de color marrón rojizo ovalada y plana y de 1.1 a 1.6 milímetros con placas de quitina en la espalda (Fig. 1).

Tienen el vientre peludo con lo que se garantizan una óptima adherencia a la abeja.

Los ejemplares adultos tienen cuatro pares de patas en la región pectoral que les permite agarrarse y desplazarse ágil y sorpresivamente.

El primer par de patas porta los órganos sensoriales que también sirven de antenas. Ciega, trabaja con el sentido del tacto y olfato.




BIO-ANATOMIA DE LA VARROA JACOBSONI - BIO-ANATOMY OF THE VARROA JACOBSONI.
Fig. 1: Esquema de una hembra adulta en vista ventral (a la izquierda) y dorsal (arriba).


En la abeja adulta sólo se encuentran ácaros hembras ; el ejemplar macho es de color pálido a perlado, son menores de tamaño de 0.7 por 0.7 milímetros, tiene forma redondeada (Figura 2), no está quitinizado por lo que muere por desecación cuando la abeja hospedadora completa su desarrollo y sale al exterior y no se encuentran fuera de las celdas de cría. Tampoco se alimenta debido a que su aparato bucal está adaptado para fecundar a la hembra, los huevos miden 0.5 milímetros y son blancos, usualmente son encontrados en la base o en las paredes reproductoras de la abeja.

Biología de Varroa jacobsoni

BIO-ANATOMIA DE LA VARROA JACOBSONI - BIO-ANATOMY OF THE VARROA JACOBSONI.
Figura 2: Representación de la varroa macho.
El ciclo de vida de Varroa está íntimamente ligado con el ciclo de vida de la abeja mellifera; su reproducción y desarrollo está determinado por la cantidad y tipo de cría presente en la colonia de abejas; el ácaro muestra una notoria preferencia por las crías de zánganos, debiéndose esto a que existen mayores cantidades de hormonas juveniles que se encuentran en la hemolinfa o sangre de las abejas a una menor temperatura. Sin embargo cuando se carece en la colonia de cría de zángano, V. jacobsoni tiende a infestar crías de obreras donde se reproducirán y desarrollarán.

En el ciclo de vida de V. jacobsoni existen 2 fases; una es la fase forética, la cual es cuando el ácaro permanece sobre las abejas adultas, sean éstas zánganos u obreras y generalmente se les halla en el abdomen por debajo de los escléritos abdominales donde se sostienen de las membranas intersegmentales utilizando las patas y partes bucales.
La otra fase es la reproductiva que precisamente se da en las celdas de cría operculada.

La Varroa madre se reproduce exclusivamente en una celda de cría, generalmente después de un periodo forético; la entrada en la cría debe ocurrir a una edad de cría precisa, y constituye un punto crítico en la vida de Varroa.

Entrar demasiado temprano signfica para la futura Varroa madre, un riesgo importante de ser detectada y retirada por las abejas antes de la operculación de la cría, entrar tarde no le es posible ya que la cría es operculada; es decir, herméticamente cerrada a toda entrada o salida.

BIO-ANATOMIA DE LA VARROA JACOBSONI - BIO-ANATOMY OF THE VARROA JACOBSONI.
Figura 3: Ciclo de vida de la varroa.
Sabe exactamente cuando una celda de cría en su noveno día está a punto de ser operculada.
Ingresa en el momento exacto, se zambulle en la papilla y se esconde sin ser detectada por las abejas obreras, cuando la celda esta operculada entra en actividad, poniendo sus huevos mientras se produce la transición de larva a pupa.

Después de haberse alimentado sobre la abeja, la Varroa madre pone por primera vez 70 horas después de la operculación y queda inmóvil durante un minuto tocando la pared con su primer par de patas.

Cuando su primer huevo emerge por el orificio genital sitio cerca de la placa genitoventral, la Varroa madre lo mantiene contra la pared de la celda durante unos diez minutos con sus dos primeros pares de patas. Eso permitirá al joven Varroa tener sus patas orientadas rumbo al sustrato y caminar inmediatamente después de la eclosión del huevo. A lo máximo la Varroa madre pondrá 6 huevos, de esta manera con un intervalo medio de 30 horas.

En las celdas de obreras pone 6 huevos y en las de zángano 7; los que pasan por los estados de huevos, larvas, protoninfas, deutoninfas y adultas. Cuando la celda es infestada con una sola Varroa madre el apareamiento solo puede ocurrir entre el macho y sus hermanas, el macho se aparea con la primera hembra tan pronto cuando llegan a la fase adulta (9-10 días después de puesto el huevo) y lo repite hasta 9 veces; y así lo hace con las otras hembras.

Una Varroa hembra es fecundada únicamente en la celda donde nace, luego una parte del aparato genital se destruye; en las celdas donde el macho muere antes del apareamiento las hembras quedan infecundas para siempre y esto ocurre en un 10-46% en las celdas.

BIO-ANATOMIA DE LA VARROA JACOBSONI - BIO-ANATOMY OF THE VARROA JACOBSONI.

Posterior a la puesta de un huevo, se puede ver dentro de éste una larva, ésta se cambia en protoninfa (cuerpo esférico especialmente en las hembras); deutoninfa (la hembra tiene el cuerpo elipsoidal y aplastado de color blanco y finalmente se convierte en adulto); las hembras adultas joven tienen el cuerpo café claro, mientras las hembras mayores de 24 horas de edad y tiene el cuerpo café oscuro, la deutoninfa y el adulto macho se parecen a la protoninfa hembra, pero se distingue de ella por el cuerpo mas anguloso y de color verde. 

La salida de Varroa jacobsoni Oudemas se da cuando emerge la abeja de la celda, la cual trae consigo; la Varroa madre y su descendencia, en algunos casos parte de la descendencia se queda en la celda y la que sale trata de subir sobre las abejas; generalmente teniendo preferencia por abejas nodrizas.

Los ciclos reproductivos que cada hembra Varroa puede tener no se conocen pero artificialmente se conocen 7 ciclos.
El periodo de desarrollo o metamorfosis completa es de 5.5-7 días y el de las hembras 7.5 a 9 días.

La forma de alimentación dentro de la celda operculada se da mediante una punción que hace a la larva para extraerle la hemolinfa; esta punción la realizan los ácaros jóvenes y su madre.

La descendencia de la madre Varroa, ya estando maduras sexualmente requieren una alimentación adicional antes de poner su primer huevo, esto sucede entre 4 y 14 días en donde se montan en una abeja para punzarla y alimentarse; al alcanzar la madurez buscan una celda de 9 días y el proceso se reinicia.

BIO-ANATOMIA DE LA VARROA JACOBSONI - BIO-ANATOMY OF THE VARROA JACOBSONI.
Las pupas mueren y no concluyen su metamorfosis (Figura 4)
En cambio cuando la madre Varroa emerge de la celda junto con la debilitada abeja, busca una nueva celda a punto de ser operculada y el proceso se repite.

El periodo de vida de un ácaro de Varroa es de 3 a 6 meses, esto depende de la temporada y humedad en el interior de la colmena; con temperaturas entre 13-25º C y 50% humedad relativa las hembras viven menos de 24 horas, el acaro puede sobrevivir hasta 9 días sin alimentarse fuera de su huésped.

La expansión del ácaro generalmente se da por el pillaje, la deriva del ir y venir de los zánganos y la manipulación inadecuada de colmenas por parte del apicultor.

El efecto que produce la acción de Varroas sobre las larvas es la pérdida de peso, falta de vitalidad, muerte prematura, cuando la cría es parasitada por más de 8 ácaros, las pupas mueren y no concluyen su metamorfosis (Figura 4), y esto da lugar a que se manifiesten signos parecidos a la enfermedad de Loque Americana; por el hecho de que cuando las larvas mueren sufren un proceso de putrefacción desprendiendo un olor desagradable; sin embargo las abejas retiran los opérculos quedando en el fondo de las celdas, los excrementos de los ácaros que son fácilmente observables teniendo forma filamentosa de color blanco.”

19 de noviembre de 2017

BREVES SOBRE SANIDAD APÍCOLA.

Últimamente se ha revertido totalmente el preconcepto de la estrategia terapéutica para tratar enfermedades dando paso a un criterio mucho más amplio que tiene que ver con la prevención y el equilibrio de la colmena.

BREVES COMENTARIOS SOBRE SANIDAD APÍCOLA.
Para comprender y aplicar esta nueva concepción, hay que tener en cuenta a la colmena como una gran familia con una estrecha relación y dependencia entre los individuos que la componen.

La sanidad de una colonia puede interpretarse como el equilibrio entre el organismo y el ambiente.

Cuando por algún factor se rompe este equilibrio, nos encontraremos frente a alteraciones de los procesos fisiológicos normales, y éstas alteraciones dan como resultado la aparición de enfermedades.

Cuando el hombre interviene en el estado natural de una familia de abejas, le brinda un hábitat para que pueda desarrollarse, logra que la misma alcance poblaciones mucho más grandes que lo normal, utiliza diferentes productos químicos, y las somete a situaciones de estrés (traslados, altibajos en las reservas de alimentos, revisaciones periódicas, etc.), predispone de cierta forma el desequilibrio mencionado.

Normalmente, antes de la aparición de los síntomas clínicos, ya hubo pérdidas de producción y un decaimiento de la colmena que llevará tiempo revertir. Recordemos que el pasaje entre la salud y la enfermedad es un proceso progresivo con toda una gama de estados intermedios.

BREVES COMENTARIOS SOBRE SANIDAD APÍCOLA.
La prevención es la herramienta fundamental para asegurar el buen estado sanitario de la colmena.  Para favorecer la profilaxis, se parte de la base que un individuo con un adecuado estado fisiológico, genera una respuesta global eficiente ante la aparición de agentes patógenos.

Hay dos factores que inciden favorablemente en el fortalecimiento de la profilaxis, uno está relacionado con la genética (genotipo con resistencia a patógenos), y el otro es el referido a la nutrición.

Particularmente en este último punto debemos tratar de evitar los altibajos de alimentos.

Los desarreglos en la alimentación predisponen a un mal funcionamiento glandular y un estado de debilitamiento general que es la puerta de acceso de las enfermedades.

Es decir, mantener un nivel nutricional y realizar un manejo racional de la colmena permiten sostener un estado óptimo y mejorar la producción.

Mecanismos de defensa propios de la abeja

Hay una serie de mecanismos que permiten a la abeja defenderse de enfermedades y parásitos.

A continuación los enumeramos sintéticamente.

Comportamiento higiénico: Las adultas encargadas de cuestiones sanitarias retiran larvas o upas enfermas de la colmena para evitar su putrefacción, eliminando al mismo tiempo la fuente de contagio.

Mecanismo de limpieza entre abejas adultas: Es un mecanismo de defensa contra parásitos que ha comenzado a desarrollar frente a los elevados grados de infestación. Consiste en que las abejas altamente parasitadas, reaccionan con sacudidas extrañas, y otras abejas reconociendo esta forma anormal de actuar colaboran con ella removiéndole los parásitos.

Reposición de la pérdida de población: En algunas situaciones, la reina obra aumentando su régimen de postura para hacer frente a la mortandad de la cría.

Comportamiento de fuga: Con esta modalidad, la colonia se aleja de un nido altamente parasitado o enfermo interrumpiendo la cadena de infección.

Reacciones inmunológicas: Cada miembro de la colonia desarrolla individualmente reacciones de su sistema inmunológico, con la formación de anticuerpos en la hemolinfa.

Proventrículo: En las abejas adultas este hace las veces de filtro que permite remover sustancias sólidas, esporas de bacterias y hongos del buche, evitando la diseminación de patógenos.

BREVES COMENTARIOS SOBRE SANIDAD APÍCOLA.
Uso de sustancias antibióticas: Son de vital importancia para la defensa contra microorganismos.

En la colmena encontramos condiciones estériles en las celdas de cría, paredes, alimento larval y también en las reservas.

Las enfermedades que afectan a las abejas son de origen bacteriano, parasitario, viral y también podemos incluir como patologías la acción de enemigos naturales y predadores.

Para tratar este punto de vital importancia en la producción apícola, se ha dividido su estudio en tres módulos, enfermedades bacterianas, parásitos (internos y externos) y finalmente virosis, hongos y otras problemáticas.

10 de septiembre de 2017

8 de septiembre de 2017

Producción de miel cae un 50% en Aragón (España) por el ácaro Varroa.

El año 2017 no pasará a la historia de la apicultura como uno de los mejores por la presencia y la mayor resistencia a los tratamientos que está mostrando el ácaro Varroa, tras 30 años de presencia en las colmenas y en las abejas.

Este ácaro es la causa de la menor producción de miel esta campaña en la comunidad aragonesa en la que se prevé que se recojan alrededor de 100.000 kilos. Una nueva amenaza que pone en jaque al sector al dificultar la viabilidad de las explotaciones apícolas dentro de un contexto de bajos precios y la elevada importación de miel de terceros países.

Una afección que es la principal causa de que la producción de miel en la comunidad aragonesa se reduzca prácticamente en un 50%, de manera que se pasará de una media de 200.000 kilos en anteriores campañas a alrededor de 100.000 kilos de acuerdo con las primeras estimaciones, según ha explicado Pedro Manuel Loscertales, responsable del sector apícola de UAGA-COAG, a elEconomista.es

La situación dentro de Aragón no es igualitaria. En Zaragoza y Huesca la afección se calcula en una merma de producción del 50%, porcentaje que se eleva hasta el 75% en el caso de la provincia turolense.

La pérdida de producción no es el único problema al que tienen que hacer frente los apicultores. "Nos quedamos sin producción y se pierden abejas porque mueren o el ácaro las debilita y no pueden recolectar el polen y realizar sus funciones adecuadamente", ha añadido David Rocafull, también responsable del sector Apícola en UAGA-COAG, en declaraciones a elEconomista.es

El ácaro Varroa se detectó aproximadamente el año 1986, pero los tratamientos no están siendo efectivos para erradicarlo y tan solo se ha conseguido minorar su presencia en algunos casos, aunque este año "la situación es crítica", ha afirmado Pedro Manuel Loscertales.

Una opinión que también comparte David Rocafull: "este año está fuera de lo normal. Se ha descontrolado. Nos afecta bastante porque vivimos de ello". De hecho, hay explotaciones apícolas en las que no se va a recoger ni un solo kilo de miel.

Entre las principales causas de la mayor afección este año están los efectos del cambio climático, que favorecen la propagación del ácaro y que está también contribuyendo a introducir modificaciones en las floraciones y en la propia vida de las abejas, así como la falta de nuevos tratamientos y que garanticen una mayor efectividad para combatir este ácaro.

En España, en la actualidad, solo hay tres productos en el mercado, pero de tanto usarlos se quedan sin efecto y se están creando resistencias. Ante esta situación, los apicultores piden que se impulse la investigación para desarrollar nuevos tratamientos y también que se puedan autorizar otros productos que ya se están empleando en otros países europeos.

El ácaro varroa es hoy en día el principal problema que tienen los apicultores dentro de un contexto que no es favorable para la apicultura, que lleva años soportando la caída de precios y la competencia con otras mieles importadas de terceros países.

Una situación que, sumada a la baja producción, está dificultando la viabilidad de las explotaciones apícolas y que los apicultores tengan poco margen de beneficio. Por ejemplo, la producción de un kilo de miel de milflores cuesta 2,60 euros, mientras que se paga entre 3 euros o 3,50 euros el kilo.

"No hay medidas para mantener la apicultura" -afirma Pedro Manuel Loscertales-, quien añade que "las ayudas van decreciendo". De hecho, en el sector se ha producido un recorte de las ayudas agroambientales a las que los apicultores podían acogerse por polinización.

De momento, se están dando algunos pasos presentando alegaciones a los préstamos por sequía que se van a conceder para que los apicultores puedan acogerse porque "también nos afecta la sequía. La medida es buena y nos ayudaría un poco, pero lo principal es tener productos adecuados. Lo demás son parches", según David Rocafull.

By: EVA SERENO (ZARAGOZA)

5 de septiembre de 2017

La plaga de la 'vespa velutina', la avispa asiática, no es ninguna broma.


https://lafamiliapicola.blogspot.com/2017/09/la-plaga-de-la-vespa-velutina-la-avispa.htmlLa plaga de la 'vespa velutina', la avispa asiática, no es ninguna broma. Se parece a un cuento de ciencia ficción pero puede acabar siendo una realidad trágica con la desaparición de mariposas y abejas


Es una abeja más grande que las habituales del país y recibe el nombre de 'vespa velutina'. Es la famosa avispa asiática que llegó a Burdeos hace más de 10 años en un barco cargado de cerámica para jardinería. Como un caballo de Troya.

Durante todo este tiempo se ha dedicado a destruir el jardín, y quien dice jardín dice el país en general y la apicultura en particular. Los ataques de la avispa asiática son criminales: corren por internet varios videos que demuestran la ferocidad de estos insectos, dispuestos a acabar con la fauna autóctona. Y quien dice fauna dice abejas, que son las víctimas principales. 

Más robustas y más sanguinarias, con un uniforme bélico de combate (tórax negro, patas amarillas, alas de un marrón ahumado), las cazan al vuelo o se esperan a la entrada de la colmena para intimidarlas. Las abejas convencionales, aterradas, no se atreven salir de casa al sentir en la nuca la presencia de las asiáticas y acaban muriendo de inanición.

La plaga de la 'vespa velutina' no es ninguna broma. Se parece a un cuento de ciencia ficción pero puede acabar siendo una realidad trágica. Desaparecerán las mariposas y las abejas y, con las abejas, la polinización y, con la polinización, las plantas y los árboles frutales. 

Y, poco después, la vida tal como la conocemos. Seremos los que en un tiempo habitamos un país que desapareció por culpa de unas picaduras que pensábamos que eran inocuas y que solo nos habían de irritar un poco la piel.

3 de septiembre de 2017

MADRE EMBARAZADA POSA CON ABEJAS - PREGNANT MOTHER POSES WITH BEES.

Una mujer del sur de Akron, Ohio, está moviendo un nuevo tipo de zumbido para sus fotos de maternidad para su cuarto hijo, que revela abejas vivas de un enjambre alrededor de su bebé.

One South Akron, Ohio, woman is stirring a whole new kind of buzz for her maternity photos for her fourth child, that reveal 20,000 live honeybees swarming around her baby bump.

MADRE EMBARAZADA POSA CON ABEJAS - PREGNANT MOTHER POSES WITH BEES.

MADRE EMBARAZADA POSA CON ABEJAS - PREGNANT MOTHER POSES WITH BEES.

1 de septiembre de 2017

ESTUDIO: HUMO DE ORÉGANO PARA COMBATIR VARROA - STUDY: SMOKE OF ORÉGANO TO COMBAT VARROA.

Científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en Durango, comprobaron que el humo producido con tallos del orégano puede proteger a las colmenas productoras de miel porque ayuda a disminuir las poblaciones del ácaro varroa (Varroa destructor), parásito causante de la varrosis en las abejas, una de las plagas más devastadoras.

ESTUDIO: HUMO DE ORÉGANO PARA COMBATIR VARROA.
Los investigadores han seguido esta línea de investigación desde hace más de una década. 

En 2008 publicaron algunos resultados en el estudio del empleo de aceite de orégano (Lippia graveolens) para el control de varroa, parásito de las abejas. 

En esa investigación comenzaron a realizar estudios en laboratorio sobre el uso de algunas sustancias vegetales que pudieran generar repelencia del ácaro varroa, principalmente para que no se adhiera a las crías de las abejas. 

En su etapa más reciente de estudio, los investigadores del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR), del IPN, hicieron experimentos en 28 colmenas en las que usaron el humo del orégano y midieron una reducción en los ácaros que matan a las abejas, identificando la reducción de los parásitos invasores de abejas.

Los resultados se publicaron en el estudio “Evaluación del humo de orégano (Lippia graveolens HBK) como alternativa para el control de varroa destructor”, cuyos autores Martha Celina González Güereca, Isaías Chaírez Hernández y Gerardo Pérez Santiago, quienes explicaron que el parásito que se logró controlar fue identificado desde el año 2000 como una de las principales amenazas para la superviviencia de las colonias de abejas porque ataca a las crías. 

Ese ácaro no sólo daña por sí mismo sino por ser portador de virus, hongos y bacterias que debilitan y acaban las colmenas.

ESTUDIO: HUMO DE ORÉGANO PARA COMBATIR VARROA.Los científicos indicaron que el orégano mexicano es una planta que tiene diversas propiedades ya que contiene aceites esenciales ricos en timol y carvacol.

Se utiliza en el sector industrial en las áreas de alimentos, cosméticos y fármacos.

En la medicina naturista y tradicional se emplea principalmente para problemas de las vías respiratorias y de la menstruación; posee propiedades antibacterianas y fungicidas, además de que se le considera como un potente insecticida y acaricida.


En Durango, la planta se colecta en época de lluvia, cuando está en plena floración, porque sus aceites esenciales están más concentrados.

Las plantas se secan extendidas en zonas abiertas, posteriormente separan la hoja del tallo, mediante paleado, y posteriormente la encostalan.

Se estima que entre 50 y 70 por ciento del peso total de la mata corresponde al tallo, que se desecha en el campo o se incinera y arde fácilmente debido a la concentración de aceites que contiene.

Los especialistas llevaron a cabo sus estudios dos temporadas estacionales previas a las cosechas de primavera y otoño de 2015. Seleccionaron 28 colmenas en tres apiarios de la entidad con base en la accesibilidad a los caminos, la disponibilidad de los apicultores y los controles del ácaro que ellos emplean.

Ahí, determinaron que los desechos de los tallos de orégano se utilizan como combustible en los ahumadores, como fumigante natural, y son una alternativa complementaria para mantener las poblaciones del ácaro en bajos niveles, antes y después de la cosecha de miel, lo cual se refleja en un incremento en la elaboración de los distintos productos de la abeja.

En el año 2006, antes de estas investigaciones con humo de orégano en Durango, la investigadora Rebeca González Gómez, de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur-Conacyt), había reportado estudios para controlar la varroa que afecta a las abejas, pero usando una planta conocida popularmente como Nim (Azadirachta indica), que también daba buenos resultados en el control de la varroa.

En estos antecedentes se apoyaron los estudios politécnicos para uso de sustancias vegetales para protección de las abejas.

29 de agosto de 2017

JALEA REAL Y SU PODER CICATRIZANTE - ROYAL JELLY AND ITS HEALING CAPACITY.

La jalea real es una secreción de color amarillo y sabor ácido que producen las abejas obreras melíferas y que se utiliza para alimentar tanto a las larvas de abeja como a la abeja reina. Muchas veces se atribuyen maravillosos beneficios para la salud en el uso y el consumo de jalea real, sin embargo, ninguno de ellos ha sido demostrado científicamente.

Ahora una nueva investigación publicada en la revista científica “Scientific Reports” podría aportar el primer beneficio terapéutico de la jalea real, aunque no tiene nada que ver con los beneficios nutricionales, sino que han descubierto que uno de los componentes de la jalea real puede contribuir enormemente a la cicatrización de heridas.

La jalea real sale de las glándulas hipofaríngeas que se localizan en la cabeza de las abejas obreras.

Estas construyen un tipo de celda especial para criar a las abejas reinas que serán alimentadas única y exclusivamente con jalea real pura, y llevarán esta alimentación durante toda su vida. De hecho ya se ha demostrado que es la jalea real la responsable de que una larva de abeja acabe convertida en reina.

JALEA REAL Y SU PODER CICATRIZANTE - ROYAL JELLY AND ITS HEALING CAPACITY.
La jalea real siempre se ha relacionado con maravillosos efectos terapéuticos. Los investigadores han observado que la jalea real interfiere en la curación del daño celular. 

También han observado ciertas propiedades antibacterianas, antiinflamatorias e inmunomoduladoras sobre algunos tipos celulares.

Tras separar los diferentes componentes de la jalea real, los investigadores fueron capaces de determinar los efectos de cada uno de ellos sobre la reparación del daño celular mecánico. 

Finalmente encontraron que una pequeña proteína que recibe el nombre de defensina-1 es la responsable del efecto reparador de heridas.

Tras realizar un completo análisis sobre los genes responsables de la producción de esta proteína consiguieron producirla in vitro y purificarla en cantidades razonables. 

Después, compararon los efectos de la jalea real en la cicatrización de heridas en ratones y los compararon con los de la proteína defensina-1. Los resultados mostraron como ambas sustancias eran eficaces en la curación de heridas.

Tal y cómo comentábamos antes, la jalea real ya se ha utilizado como adyuvante en la cicatrización de heridas, sin embargo, este es uno de los primeros estudios que demuestran su eficacia como agente terapéutico. Es muy probable que próximamente podamos adquirir productos cicatrizantes fabricados a partir de defensina-1 en las farmacias.


19 de agosto de 2017

MIENTRAS EUROPA TIENE EL 5% DE APICULTORES PROFESIONALES, ESPAÑA POSEE EL 17,6%.

Apicultor entre las colmenas. Foto: Agronews Castilla y León
Apicultor entre las colmenas. Foto: Agronews Castilla y León
Un reciente informe del Ministerio de Agricultura y Alimentación y Pesca y Medio Ambiente permite profundizar en los datos y cifras que definen uno de los sectores ganaderos que siempre ha levantado un mayor interes dentro de la sociedad en general como es la apicultura.
Según el citado documento España cuenta, a fecha 1 de enero de 2017, con un total de 30.920 explotaciones apícolas de las que el 17,6% reciben la calificación de "profesionales", 5.443. Porcentaje que contrasta con el mismo dato de la Unión Europea donde de las que 631.236 explotaciones apícolas, apenas el 5,2% tienen la citada definición, apenas 32.829.
Señalar que de las explotaciones apícolas que son consideradas como profesionales, las ya comentadas 5.443, el 30% se concentran en Andalucía con 1.647, seguida de Extremadura y Valencia donde se cuantifican 932 y 703, mientras que en Castilla y León ese dato se sitúa en las 597.
Desde el año 2008 se aprecia un incremento de casi el 10% de las explotaciones profesionales en España pues se ha pasado de las 5.066 a las ya referidas 5.443, aunque no se ha producido una evolución lineal sino que en el trienio entre 2012, 2013 y 2014 la cifra se sitúa por debajo de las 5.000, situándose el valor mínimo en 2012 con 4.731 explotaciones profesionales.
Aproximadamente el 40% de las explotaciones apícolas españoles tienen la consideración de trashumantes, 12.263, concentrándose el 25% de ellas en Andalucía con un  total de 3.623 que "mueven" sus colmenas en busca de producción; 2.129 son valencianas, 1.390 extremeñas mientras que 834 son castellanoleosesas.
Destacar que en el conjunto de la Unión Europea hay un total de 15,7 millones de colmenas de las que el 40% se concentran en explotaciones profesionales que reúnen un total de 6,3 millones de colmenas. España aglutina el 15% de esas colmenas con 2,4 millones de colmenas, seguida de Francia con 1,6 millones, el 10,4% del total; Rumanía con 1,6 millones, Italia que reúne a 1,3 millones; Polonia con 1,2 millones y, finalmente, Hungría que con un millón de colmenas cierra la relación de estados miembros que superan esa cifra en las estadísticas ofrecidas recientemente por Bruselas.
Para finalizar, señalar que la producción de miel en España, en 2016, alcanzó las 32.076 toneladas de miel mientras que de cera se alcanzaron las 1.734 T.
En 2016, Expaña exportó a la UE 20.831 toneladas de miel, el 36% de las mismas a Francia, 7.678 T y el 20% a Alemania con 4.343 toneladas, mientras que fuera de la UE se vendieron 6.082 toneladas
By: José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyLFuente: http://www.agronewscastillayleon.com/mientras-en-europa-solo-el-5-de-los-apicultores-son-profesionales-en-espana-ese-porcentaje-se-eleva

COLONIAS EN COLMENAS DE BARRO.

Las colmenas de barro, son una iniciativa de apicultores de Villa Clara, Cuba, dedicados a la crianza de abejas, para prestarles los cuidados necesarios con el objetivo de obtener, y consumir los productos que son capaces de elaborar y recolectar.

COLONIAS EN COLMENAS DE BARRO.


COLONIAS EN COLMENAS DE BARRO.

COLONIAS EN COLMENAS DE BARRO.

COLONIAS EN COLMENAS DE BARRO.

COLONIAS EN COLMENAS DE BARRO.

COLONIAS EN COLMENAS DE BARRO.

COLONIAS EN COLMENAS DE BARRO.

12 de agosto de 2017

ECUADOR: La apicultura, una actividad que ‘extrae’ las bondades de las abejas

ECUADOR: La apicultura, una actividad que ‘extrae’ las bondades de las abejas
Para la manipulación de las colmenas, los apicultores necesitan cubrirse íntegramente para evitar ser picado por cientos de abejas. Fotos: César Muñoz/Andes

Miguel Bravo ha perdido la cuenta de las picaduras de abejas que ha recibido a lo largo de su vida.

El hombre de 65 años, pese a estar acostumbrado a sentir el dolor que causa el aguijón de este insecto, le tiene mucho respeto a las miles de abejas que habitan en las 55 colmenas que tiene en una finca ubicada en el cantón Rocafuerte, provincia de Manabí.

Por ello, cada vez que acude a revisar cómo están sus colmenas, el apicultor se viste como si fuera a la “guerra”, ya que utiliza un traje con colores tipo militar, botas y un sombrero con una malla larga que recubre su cara y cuello. Todo ello dice, “para evitar la picadura de las abejas”.

Esta actividad que Bravo realiza se llama apicultura, algo que, según él, pocos en el país la realizan de forma profesional, y alega que muchas personas solo se dedican a extraer la miel que producen las abejas y no aprovechan todos los derivados que se pueden obtener.

“La apicultura es una técnica con la cual se extrae principalmente la miel, pero existen otros beneficios como el propóleo, polen, jalea real, cera, entre otros, que se puede conseguir con la apicultura”, afirma el apicultor.

Bravo indica que sus conocimientos sobre esta actividad los adquirió en México, país donde estudió una tecnología en apicultura hace más de 40 años. Luego de eso regresó al país para ejercer esta profesión.

El apicultor explica que las abejas no solo se encargan de fabricar la miel, sino que además cumplen un rol importante en la naturaleza, el cual consiste en la polinización.

ECUADOR: La apicultura, una actividad que ‘extrae’ las bondades de las abejas
“Las abejas no solo sirven para la fabricación de la miel, sino que estos insectos son las encargadas de mantener la vida en la vegetación. Sin esta labor de las abejas bajaría hasta un 75% la productividad de las cosechas y sin abejas la tierra tendría unos 15 años de vida”.

Sobre los productos que se puede conseguir de las abejas, Bravo sostiene que uno de ellos es el propóleo, el cual es una sustancia fabricada por las abejas a partir de las yemas y resinas de los árboles.

“El propóleo tiene propiedades curativas. Este actúa como un antibiótico natural y se puede hacer mentol, el cual ayuda a la respiración y el colirio, que sirve para combatir infecciones crónicas y severas en los ojos”.

Bravo acota que con la miel también se elabora jabón, shampoo, entre otros productos. “Con la miel se pueden elaborar muchos productos a beneficio de las personas”.

El apicultor afirma que otro producto es la api toxina (veneno de las abejas), con la cual se mejora el metabolismo del sistema nervioso.

ECUADOR: La apicultura, una actividad que ‘extrae’ las bondades de las abejas
“Con la api toxina se mejora la actividad del cerebro, además combate la artritis, dolores musculares y articulares. En definitiva mejora la calidad de vida de los pacientes que padecen de estas mencionadas enfermedades”.

Carmen Delgado, de 54 años de edad, vive en Portoviejo y es una de las clientas que tiene Bravo. Asegura que ha mejorado un problema visual con el uso del colirio.

“Tenía una infección crónica en el ojo derecho y desde que me aplico el colirio, mi problema ocular ha evolucionado favorablemente. Este tipo de productos hecho a base de lo que producen las abejas es una opción natural para cualquier malestar”, afirmó.

En el país, según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), el consumo de miel de abeja alcanza las 601 toneladas métricas anuales. Cifra que explica el incremento de su producción.

MÉXICO FORTALECE ACTIVIDAD APÍCOLA CON TECNOLOGÍA.

En seguimiento al plan estratégico de impulso a la apicultura nacional, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) realiza diversas acciones orientadas a fortalecer esta actividad productiva en la que participan más de 200 mil productores, de los cuales el 80 por ciento son mujeres.

En esta dinámica, el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) realiza trabajos de investigación en apicultura, apoyando los procesos de transferencia de conocimiento y tecnología, acorde a las necesidades de los productores de México.

Lo anterior contribuye a un desarrollo productivo competitivo, equitativo y sustentable, en especial con el acompañamiento técnico y capacitación a pequeños productores, mujeres y jóvenes emprendedores.

Entre las aportaciones del instituto destacan las investigaciones para el control de Varroa destructor, sin que se contamine la miel, mediante productos orgánicos, lo que permite combatir a este ácaro, que ha ocasionado mermas a la producción apícola en las colmenas de la península de Yucatán.

Cabe destacar que esta región del país se caracteriza por producir la mayor cantidad de miel a nivel nacional -un tercio de alrededor de 30 mil toneladas al año, de las cuales el 90 por ciento es de exportación-, actividad que produce ingresos para alrededor de 20 mil productores de bajos ingresos.

MÉXICO FORTALECE ACTIVIDAD APÍCOLA CON TECNOLOGÍA.
Asimismo, contribuye con diferentes componentes tecnológicos de los cuales se cuenta con información disponible y actualizada con el desarrollo de tecnologías para el manejo de la colmena, la suplementación de alimento en épocas críticas, prevención de enfermedades y diversificación de los productos de la colmena, entre otros.

El INIFAP cuenta con diferentes publicaciones sobre apicultura disponibles en sus campos experimentales, como manuales prácticos para la Producción de Miel en el Trópico y de Manufactura de la Miel, además de los de Polinización Apícola, de Patología Apícola, para la Elaboración de Velas y Figuras de Cera de Abeja, y de Cría de Abejas Reina, entre otros.

El valor de la producción de miel en México supera los dos mil 500 millones de pesos, con una producción de más de 70 mil toneladas anuales, siendo los mayores productores de este endulzante los estados de Yucatán, Campeche, Jalisco, Chiapas y Veracruz.

Los principales compradores de miel mexicana en el mundo son Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Bélgica, Suiza, Arabia Saudita, Países Bajos, Japón y España, entre otros, y con la participación de productores nacionales en ferias agroalimentarias se promociona en nuevos nichos de mercado para incrementar exportaciones a países como Austria, Polonia y Líbano.

El año pasado las ventas al extranjero de miel mexicana alcanzaron un valor de 93 millones 725 mil dólares, al comercializar un volumen de 29 mil 98 toneladas, gracias a su calidad, la miel mexicana ha podido acceder, con gran aceptación, a diversos mercados internacionales.