Estar informado por Email - To be informed by Email

Mostrando entradas con la etiqueta Azúcar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Azúcar. Mostrar todas las entradas

21 de abril de 2015

EL OFICIO DE SER ABEJA - THE OCCUPATION OF BEING BEE (Span and Eng)

DEL NÉCTAR A LA MIEL.
Millones de años de relación entre las abejas y las flores lograron un equipo perfecto para la entrega y recolección del néctar. La misma cantidad de años que necesitó la abeja para aprender a transformar el néctar en miel utilizando su propio organismo como una fábrica ecológica. Un proceso maravilloso limpio, cooperativo y coordinado. El néctar es el elemento primordial que las abejas utilizan para la elaboración de la miel. Para ejemplificar, el néctar es para la miel lo que es la harina para el pan o la uva para el vino. Por lo tanto, la calidad del producto estará determinada por las características del primer componente.
El néctar es una solución acuosa, de una humedad que ronda desde el 30 al 70 %, que las plantas producen a través de sus glándulas nectíferas, generalmente ubicadas en la base de la flor. Dependiendo de la planta de donde proviene, consiste fundamentalmente de una solución de varios azúcares, compuestos nitrogenados, minerales, ácidos orgánicos, vitaminas, pigmentos y sustancias aromáticas que están presentes sólo en concentraciones bajas.


La producción de néctar no es continua, varia conforme a las condiciones florales de cada planta, a las características climáticas y a la intensidad del brillo solar de una zona en particular.
También, tomando en cuenta estas características, el néctar tendrá variantes y, por ende, la miel derivada de este también las tendrá. El sabor y las propiedades de la miel dependen de las fuentes nectíferas. Por eso la miel de diferentes regiones y de distintos períodos de afluencia de néctar tiene variaciones de sabor y color.
Según la especie vegetal, el contenido total de azúcares presentes en el néctar varía considerablemente (entre 5 y 80 %). Por esto, de acuerdo a análisis realizados, se pueden establecer tres tipos de néctar según la naturaleza de los azucares presentes: néctar rico en sacarosa, néctar rico en glucosa y néctar rico en fructuosa. Aunque los néctares abundantes en glucosa son escasos.

Dos estómagos
El proceso de elaboración de miel anteriormente detallado convierte a este fruto de la labor apícola en el único alimento predigerido consumible para el ser humano. Durante mucho tiempo existió la duda acerca de como se lograba un resultado final libre de contaminación tras un método que incluía traspases del buche de una abeja al de otra, saliva y encimas mediante.
Para despejar esta incógnita se realizaron estudios que determinaron que la abeja posee dos estómagos: uno para la elaboración de la miel y otro para procesar los alimentos que consume para su propia nutrición. Esta característica de las abejas logra que la miel fabricada esté libre de cualquier contaminación, ya que en el “estómago de la miel” no hay jugos gástricos.
Es posible clasificar también a las formas en que las flores entregan el néctar: la primera, de forma directa, la segunda, solo bajo condiciones de intensa actividad solar y finalmente, el néctar oculto en el interior de las plantas.
No es coincidencia que las plantas ofrezcan al máximo sus recompensas nutritivas durante los días más propicios para el trabajo de las abejas. La actividad de estos insectos es máxima entre los 10 y los 30 grados de temperatura, coincidiendo con los periodos de máximo estimulo para la producción de néctar durante los días templados. En estas circunstancias, las plantas producen néctar, polen, aromas y colores atrayentes para las abejas. Parecería ser que, de alguna manera, las flores identifican los mejores días y horas para que las abejas recolecten el néctar.

¿Cómo se produce la recolección?
Las abejas mediante sus antenas principalmente, y en menor medida, otras partes de su cuerpo, pueden percibir el aroma de las flores. Esta capacidad de percepción implica que las abejas pueden distinguir las variantes sutiles de la constitución de la flor, tales como la edad, tipo y estado.


Proceso de elaboración de la miel 
• La abeja pecoreadora recolecta el néctar de las plantas seleccionando la flor adecuada utilizando sus antenas.
• Una vez elegida la planta llena su buche y emprende el vuelo de regreso a la colmena.
• Otra vez en la colmena, pasa su mercancía a una abeja almacenista y vuelve a partir en busca de más néctar.
• Dentro de la colmena, la primera abeja almacenista la pasará al buche de otra y así sucesivamente hasta que la última deposita el néctar ya deshidratado y modificado por las encimas de la saliva de las abejas en una celda, llenando un tercio de la capacidad de la misma.
• Una vez madurada, la obrera añade el segundo tercio y continúa el proceso hasta su total capacidad.
• Cuando la miel está elaborada, es decir con la humedad justa (17%), la celdilla es operculada con cera con el fin de evitar que se reabsorba el agua del medio y no fermente.
Una vez elegida la planta, la abeja se posa en ella y guarda la mayor cantidad de néctar, para luego transportarla hasta la colonia.
Durante el acopio de néctar las abejas suelen ser constantes, o sea que suelen visitar generalmente la misma flor. Esto resulta útil ya que al saber a donde ir se ahorra tiempo y energía.
También se ha observado que las abejas a veces trabajan con un tipo de flor por la mañana y con otro por la tarde. Esto se debe a que las flores tienen horarios perfectamente definidos para segregar néctar, según la especie. Debido a la constancia recién mencionada, la abeja sabe cual especie compensara mejor sus esfuerzos a que hora del día. De esta forma pueden desarrollar un programa prefijado durante las horas de luz del día.
Cómo se ve, las abejas conocen tan íntimamente la naturaleza de las flores, como la flor conoce las circunstancias de las abejas, configurando un verdadero equipo, coordinado y preparado para entregar y recolectar el néctar.

¿Cómo se transforma el néctar en miel?
La transformación desde el néctar a la miel es un proceso de concentración en el que se reduce el contenido de agua desde un 70-92 % hasta un 17 % aproximadamente. Se trata de un proceso físico, además de un proceso químico en el que se reduce la sacarosa, transformándose en fructosa y glucosa, mediante la encima invertasa que contiene la saliva de las abejas.
Tras la recolección suficiente de néctar, ahora mezclado en su buche con la encima mencionada, la abeja pecoreadora pasa lo obtenido a una obrera almacenista, que también lo deposita en su buche aumentando la concentración de invertasa hasta 20 veces. 
Como en el interior de la colonia la temperatura es elevada entonces se produce una deshidratación natural del néctar. Este traspaso del néctar, con su sucesiva concentración, entre las distintas obreras de la colonia finaliza cuando la última obrera almacenista lo deposita en una celdilla, a un tercio de su capacidad.
En su interior continua el proceso deshidratante y la miel pierde agua hasta que madura. Una vez madurada, la obrera añade el segundo tercio y continúa el proceso hasta su total capacidad. Si espesa demasiado, las abejas lo diluirán con agua para guardarla en una consistencia perfecta. Cuando la miel está elaborada, la celdilla es operculada con cera con el fin de evitar que se reabsorba el agua del medio y no fermente.
Lo más sorprendente de todo este proceso es que las enzimas segregadas por la abeja, tras lograr su cometido invirtiendo el azúcar compuesto (sacarosa), en azúcar simple (glucosa y fructosa), se desintegran totalmente, por lo que la abeja expulsa la miel terminada de su organismo absolutamente limpia de todo componente proveniente del mismo y, por lo tanto, la miel sale sin ningún rastro del paso por el buche melario. 

NECTAR OF THE HONEY.
Millions of years of relationship between bees and flowers achieved a perfect delivery and collection of nectar team. The same number of years needed to learn Bee transform the nectar into honey using his own body as an ecological factory. A clean, cooperative and coordinated wonderful process. Nectar is the primary element that bees use to make honey. To illustrate, the nectar for honey is what the flour for bread or grapes for wine. Therefore, the product quality is determined by the characteristics of the first component.
The nectar is an aqueous solution, a round humidity from 30 to 70%, the plants produced through their nectíferas glands, usually located at the base of the flower. Depending on the plant from which consists essentially of a solution of various sugars, nitrogen compounds, minerals, organic acids, vitamins, pigments and aromatic substances are present only in low concentrations.
Nectar production is not continuous, varies according to the conditions of each plant floral, climatic characteristics and intensity of sunshine in a particular area.
Also, considering these characteristics, the nectar will variants and thus, honey derived from this also will. And taste of honey properties depend on nectíferas sources. Thus honey from different regions and different periods of nectar flow is different in taste and color.
According to the plant species, the total content of sugars in the nectar varies significantly (between 5 and 80%). Therefore, according to analyzes, we can establish three types of nectar according to the nature of the sugars present: rich nectar sucrose, glucose rich nectar and nectar rich in fructose. Although abundant nectar into glucose are scarce.

Two stomachs
The honey making process detailed above makes this fruit of beekeeping work in the only consumable predigested food for humans. For a long time there was doubt about how a free end result of contamination was achieved following a method that included traspases Craw a bee to another, saliva and enzymes through.
One for the processing of honey and another to process the food you eat for your own nutrition: To clear this mystery studies determined that the bee has two stomachs were performed. This feature of bees honey manufactured achieved that is free of any contamination, as the "honey stomach" no gastric juices.
It is also possible to classify the ways that deliver flowers nectar: ​​first, directly, the second, only under conditions of intense solar activity and finally the nectar hidden inside plants.
It is no coincidence that plants provide their full nutritional rewards during the most auspicious days for working bees. The activity of these insects is maximal between 10 and 30 degree temperatures, coinciding with periods of maximum stimulus for the production of nectar during warm days. In these circumstances, plants produce nectar, pollen, aromas and colors attractive to bees. It seems that, somehow, flowers identify the best days and times for the bees collect nectar.

How harvesting occurs?
The bees through their antennas primarily, to a lesser extent, other parts of your body can smell the scent of flowers. This ability of perception implies that bees can distinguish the subtle variations of the constitution of the flower, such as age, type and condition.

Process of making honey
• The pecoreadora bee collects nectar from plants by selecting the appropriate flower using their antennae.
• Once the plant fills its crop choice and takes flight back to the hive.
• Again in the hive, spends his goods to a storer bee and back from looking for more nectar.
• Within the hive, the first storer bee crop will go to another and so on until the last deposited nectar already dehydrated and modified by enzymes in the saliva of bees in a cell, filling a third of the capacity of the same.
• Once matured, the working adds the second third and continues the process until full capacity.
• When the honey is made, ie with the right humidity (17%), the cell is capped with wax to prevent water of the medium and ferment not be reabsorbed.
After selecting the plant, bee resting on it and save as much nectar, and then transport it to the colony.
During the collection of nectar the bees are usually constant, ie that often generally visit the same flower. This is useful because by knowing where to go time and energy is saved.
It has also been observed that sometimes the bees work with a type of flower in the morning and another in the afternoon. This is because the flowers are perfectly defined to secrete nectar hours, depending on the species. Due to the just mentioned constancy, bee knows what kind best efforts to compensate clock. In this way they can develop a preset program during the hours of daylight.
How is the bees know so intimately nature flowers, flower known as the circumstances of bees, forming a real team, coordinated and prepared to deliver and collect nectar.

How nectar becomes honey?
The transformation from the nectar to honey is a concentration process in which the water content is reduced from 70-92% to approximately 17%. It is a physical process and a chemical process in which sucrose is reduced, becoming fructose and glucose by the enzyme invertase containing bees saliva.
After collecting nectar enough, now mixed in their crop to the above mentioned, the pecoreadora bee spends the proceeds to a working storekeeper, who also deposited in your craw increasing the concentration of invertase up to 20 times.
And the interior temperature of the colony is elevated then nectar natural dehydration occurs. This transfer nectar, with its subsequent concentration between different workers of the colony ends when the last working storer deposits it in a cell, a third full.
Inside continuing the dehydrating process loses water and honey until it matures. Once matured, the working adds the second third and continues the process until full capacity. If too thick, bees diluted with water to keep it in perfect consistency. When the honey is made, the cell is capped with wax to prevent water of the medium and ferment not be reabsorbed.
The amazing thing about this process is that the secreted by the bee, after achieving its mission compound invert sugar (sucrose) in simple sugars (glucose and fructose), enzymes break down completely, so that ejects the finished honey bee its absolutely clean all component thereof from the organism and, therefore, honey leaves no trace of passage through the melario crop.

9 de julio de 2012

Miel o Azucar - Honey or Sugar


Miel o Azúcar - Honey or Sugar
¿Qué diferencia hay entre el consumo de miel y el de azúcar y su aporte a nuestro organismo?
Sustituir el azúcar por la miel es una buena medida dietética y que supone un valor añadido para nuestra salud.
Si bien es verdad que el contenido calórico del azúcar y de la miel es prácticamente el mismo (es decir, engordan igual), la miel contiene proporciones pequeñas de varios micronutrientes de gran valor nutritivo y con efectos beneficiosos para la salud.
La miel contiene un 80 por ciento de azúcar en forma de fructosa, pero es mucho más que azúcar. Por el contrario, el azúcar común contiene de forma exclusiva un solo glúcido: la sacarosa y su importancia nutricional es puramente calórica. Es decir, es un alimento que sólo aporta calorías vacías y puede considerarse un alimento superfluo.
La miel, por su parte, contiene proporciones pequeñas de varios micronutrientes: aminoácidos esenciales, ácidos orgánicos, minerales (azufre, hierro, calcio, potasio, fósforo, magnesio, cobre, manganeso) y vitaminas (C y grupo B). Además se le atribuyen propiedades antibióticas, antiinflamatorias y desinfectantes procedentes de las plantas empleadas por las abejas en su elaboración.
El Origen de la Azucar
El azúcar no era conocida en la antigüedad. Ninguno de los libros antiguos la menciona. Los profetas sólo consignan unas cuantas cosas sobre la caña de azúcar, un raro y caro lujo importado de tierras lejanas. Se atribuye al imperio persa la investigación y el desarrollo del proceso que solidificó y refinó el jugo de la caña, conservándolo sin fermentación para posibilitar su transporte y comercio. Esto ocurrió poco después del año 600 de nuestra era y comenzó a usarse como medicina. En esa época, un trocito de azúcar era considerado como una rara y preciada droga. La llamaban sal India o miel sin abejas y se importaban pequeñas cantidades a un gran costo. Herodoto la conocía como miel manufacturada y Plinio como miel de caña.
Historia de la Miel
La miel tiene sus cualidades reconocidas y utilizadas por los seres humanos, desde tiempos remotos, como alimento y para endulzar naturalmente con poder de endulzar dos veces mayor que el azúcar de caña.
Existen diversas referencias históricas a esta sustancia. Además de las citas bíblicas, muchos otros pueblos, como los antiguos egipcios o los griegos, por ejemplo, se referían a la miel como un producto sagrado, llegando a servir como forma de pagar los impuestos. En excavaciones egipcias con más de 3.000 años fueron encontradas muestras de miel todavía perfectamente conservadas en vasijas ligeramente tapadas. También existen registros prehistóricos en pinturas rupestres de la utilización de la miel.
Son conocidas diversas variedades de miel que dependen de la flor utilizada como fuente de néctar y del tipo de abeja que la produjo, pero como éstas la fabrican en cantidad cerca de tres veces superior de lo que necesitan para sobrevivir, siempre fue posible, primeramente, recogerse el exceso de ésta para el ser humano y más tarde realizarse la domesticación de las abejas para el fin específico de obtener su miel, técnica conocida como apicultura.
La Miel en pequeñas dosis, previene problemas de alergia
Sin embargo, como apuntan varios expertos en nutrición, para personas con problemas de alergia al polen, en especial los niños, la ingesta de miel puede desencadenar una crisis asmática debido a que contiene proporciones variables de pólenes, esporas, hongos, algas microscópicas, hongos e incluso sustancias tóxicas de algunas plantas. Aunque, tomada todos los días en pequeñas dosis (una cucharadita) puede ayudar a prevenir problemas de alergia ya que podría actuar a modo de vacuna.
El contenido en agua de la miel es mayor que en el azúcar refinado y por esta razón, a igual cantidad, el valor calórico de la miel es inferior al del azúcar (por 100 gramos de producto, la miel aporta 300 calorías contra 400 del azúcar). Sin embargo, a igualdad de volumen como la miel pesa mas que el azúcar la diferencia calórica es inapreciable.
Fórmulas mágicas a partir de la Miel
Más allá de su dulce sabor, del innegable placer de saborearla untada sobre un trozo de pan recién tostado o agregada como edulcorante en jugos y bebidas, por sus propiedades medicinales y cosméticas, la miel puede utilizarse de muy diversas formas.
Sus propiedades cicatrizantes y humectantes la convierten en el ingrediente número uno de cremas y ungüentos para la piel. Diluida en leche tibia es una excelente loción que se aplica en el rostro y el cuerpo; mezclada con yema de huevo y unas gotas de aceite de almendras ­para cutis secos­ o jugo de limón ­para cutis grasos­ es una excelente mascarilla limpiadora y preventiva de las arrugas. Además, mezclada con una infusión de berros, sirve para atenuar las manchas en la piel, y combinada con glicerina y jugo de limón ayuda a aliviar irritaciones y quemaduras causadas por la insolación.
La miel es la estrella protagónica de centenares de remedios caseros, recetados para aliviar y prevenir toda clase de males, desde artritis y fiebre hasta un excesivo deseo sexual.
Precauciones de la Miel
La miel (al igual que otros endulzantes) puede ser también extremadamente peligrosa para los bebés. Esto se debe a que al mezclarse con los jugos digestivos no ácidos del niño se crea un ambiente ideal para el crecimiento de las esporas Clostridium botulinum, que producen toxinas. Las esporas del botulismo son de las pocas bacterias que sobreviven en la miel, pero se encuentran también ampliamente presentes en el medio ambiente. Aunque dichas esporas son inofensivas para los adultos, debido a su acidez estomacal, el sistema digestivo de los niños pequeños no se halla lo suficientemente desarrollado para destruirlas, por lo que las esporas pueden potencialmente causar botulismo infantil. Por esta razón se aconseja no alimentar con miel ni ningún otro endulzante a los niños menores de 18 meses.